%23marifecasares%23artist%23watercolor_e
IMG_8922.jpg

Mi travesía por el arte

 

El arte es una necesidad vital para mí. No puedo concebir mi vida sin la posibilidad de crear y poder expresar, a través de imágenes y colores, las vivencias, sentimientos y descubrimientos personales que me mueven cada día.

Mi trabajo siempre se ha nutrido de la riqueza de los entornos en los que me he desarrollado personal y profesionalmente.

A lo largo del tiempo se puede observar una búsqueda incesante de nuevas formas de expresarme, pero hay constantes como la fuerza del color, un fuerte sentido compositivo, el interés por la naturaleza y el anhelo de descubrir y transmitir la belleza interior.

Mi primer amor fue la acuarela con su frescura, expresividad e inmediatez. El acrílico llegó como un medio para enriquecer las opciones de formato y trabajo textural, pero manteniendo la transparencia y el flujo de agua. La pintura sobre lienzo llevó al uso de otros medios abriendo la puerta a la experimentación con la textura y la profundidad conceptual.

Mi trabajo más reciente refleja el profundo interés por la naturaleza y el dibujo. Después de una lesión en el hombro que restringió mi movimiento, tuve que encontrar la manera de seguir trabajando mientras se curaba. Entonces es cuando descubrí el arte botánico y los artistas botánicos que trabajan con lápices de colores. Esta revelación brindó una oportunidad fascinante para desarrollar una nueva habilidad, así como para crear  conciencia de la importancia de preservar nuestro medio ambiente.

 

Es asombroso descubrir que la mayoría de las personas, siempre viviendo a prisa, no observan su entorno natural y se pierden la alegría que brinda la naturaleza. El arte botánico actúa como un canal para confrontar a las personas con la belleza que normalmente no ven y ser transformadas por este encuentro.

Lo que traerá el espíritu creativo a continuación es un misterio, pero a medida que me sumerjo en mi trabajo, disfruto de los descubrimientos, los desafíos, la frustración,  la alegría y principalmente la vivencia profunda de estar en el presente que conlleva este proceso.

Soy plenamente consciente de que mi obra de arte solo está terminada cuando el observador se enfrenta a la imagen y completa el proceso a través de su propia lectura.

Espero de todo corazón que disfruten de mi trabajo y que éste enriquezca sus vidas con  belleza, alegría y una renovada mirada de lo que les rodea!